^ Back to Top

prod_dofran_inicio_LETRAS_CALIDAD_170px.png

prod_dofran_inicio_LETRAS_170px.png

prod dofran inicio LETRAS TECNICO170X

Quienes somos

En Dofran llevamos más de treinta años dedicados a la comercialización y exportación de fruta y verdura para los mercados más exigentes.

A lo largo de nuestra historia, hemos apostado siempre por llevar a su mesa los productos hortofrutícolas más frescos y de mayor calidad del mercado. Por eso llevamos más de treinta años innovando en el proceso comercial, asesorando y cuidando a nuestros agricultores, verdadera razón de ser de nuestra empresa, para poder ofrecer a nuestros clientes la mejor calidad a los precios más competitivos.

 

Lunes, 07 Mayo 2018 00:00

Consiguen controlar el fusarium en tomate, utilizando trece bacterias obtenidas del mar Destacado

07/05/2018.- Actualmente se están realizando los ensayos a nivel invernadero con las bacterias seleccionadas para identificar cuál de ellas tiene el mejor efecto, es decir la que más reduzca la enfermedad en los tomates, en un trabajo llevado a cabo en la Universidad Nacional de Colombia por la bacterióloga Diana Marcela Vinchira.

Hortoinfo.- La bacterióloga Diana Marcela Vinchira, candidata a doctora en Biotecnología de la Universidad Nacional de Colombia (UN), ha analizado una serie de bacterias obtenidas en el mar para combatir al Fusarium en tomate, con el resultado de que 13 de esas bacterias tienen son eficaces para combatir esa enfermedad fúngica, según ha podido saber Hortoinfo a través de la UN.

La bacterióloga explica que el objetivo de su investigación era encontrar una bacteria que evitara el desarrollo de hongos en las plantaciones y estudiar la interacción entre el vegetal, el patógeno –organismo que causa el marchitamiento vascular, en este caso Fusarium oxysporum– y una bacteria antagonista.

El fusarium penetra en la planta a nivel del suelo, ya sea por el tallo o las raíces superficiales, y luego por el sistema vascular de la planta; cuando ha penetrado ocasiona un amarillamiento en las hojas basales, que luego se marchitan y mueren.

Para ello se hizo un proceso de recolección de muestras de diferentes organismos en el arrecife coralino de Santa Catalina y Providencia y en otras zonas aledañas. Allí se tomaron muestras de esponjas, microalgas, corales, sedimentos, manglares y arena coralina.

Luego fueron trasladadas al laboratorio para generar una colección de bacterias cuyas muestras se colocaron en cultivos con nutrientes que favorecían su crecimiento.

“Cuando la bacteria crecía la recuperábamos, es decir sacábamos una colonia y la purificábamos. Luego hacíamos un banco de trabajo para conservarla en el tiempo lo más cercana posible a sus condiciones originales. La congelábamos a menos 80 grados y ahí permanecía para ser estudiada”, explica la investigadora.

Ensayo destructivo

Para analizar el potencial de una de las bacterias se realizó un ensayo destructivo en condiciones genotobióticas o controladas, que consistía en introducir el microrganismo, llamado Paenibacillus, y la planta de tomate, Solanum lycopersicum, de variedad Margoble, en una estructura llena de vermiculita, una sustancia mineral que se esterilizaba para que no tuviera ningún otro microorganismo.

“Cada día sacábamos cinco plantas e íbamos cortando la raíz, la macerábamos, hacíamos diluciones y las sembrábamos en los mismos medios de cultivo originales. En esa muestra contábamos cuanto había crecido la bacteria”, indica la bacterióloga Vinchira.

Después de los análisis en laboratorio se logró identificar que, por ahora, de las 152 bacterias estudiadas, 13 de ellas tienen capacidad de colonizar la rizósfera de las plantas de tomate y pueden ser usadas como un biocontrolador.

“Estamos realizando los ensayos a nivel invernadero con las bacterias seleccionadas para identificar cuál de ellas tiene el mejor efecto, es decir la que más reduzca la enfermedad en los tomates.

Una vez seleccionadas se realizará el estudio de interacción, ya que como se trata de una bacteria que no es de ambiente terrestre, se debe establecer si la respuesta cambia mucho en la planta”, afirma.

Agrega que cuando se compruebe la efectividad de las bacterias se realizará el proceso de formulación, escalamiento y generación del producto, con el objetivo de que finalmente se realice la transferencia tecnológica y llegue a los agricultores para el control de la enfermedad. Este proceso se hará en la línea de bioinsumos del Instituto de Biotecnología de la U.N.

Fuente: www.hortoinfo.es/

Visto 328 veces

Certificaciones

  GLOBAL G.A.P.

 

Certificado de Calidad Food BRC Certificated

 

 

grasp

 

 

Actividades en Dofran

  • Riesgos Laborales

    La formación a todos los trabajadores en Prevención de Riesgos Laborales se llevo a cabo a finales de octubre, así como la formación del Plan de limpieza y desinfección, APPCC,  a los trabajadores designados al efecto.

Salud al día

contacto

Paraje de los Aljibillos, 32

04700 El Ejido (Almería)

Apto. de Correos: 187

Tlf: +34 950 57 30 55
Fax1: + 34 950 48 51 51 
Fax2: +34 950 48 80 14